Buscador Qué Veo En

An Elephant Sitting Still

La alegría de vivir

Ver en:

Ver en Filmin

80
Escrito por Gerard Cassadó
el 11 de febrero del 2020

De qué va

Un abuelo, al que su hijo y su yerna quieren mandar a un asilo que es como una taza del váter con habitaciones, saca a pasear a su perro y otro chucho lo mata a mordiscos. Un taciturno matón presencia como su mejor amigo se lanza por el balcón tras encontrarle descalzo en casa de su novia (obviamente, no se estaban probando zapatos). El tipo, por cierto, debe encontrar al chaval que accidentalmente ha lanzado a su hermano escaleras abajo en el instituto y lo ha dejado en coma. Todo esto ocurre en media hora, y esta película dura cuatro, así que ya habrás adivinado que una comedia no es. Todos ellos, por eso, avistan en el horizonte una salida a su existencia: cuentan que en Manzhouli, un elefante de circo permanece sentado durante horas, inmóvil, impasible, ajeno a los problemas del mundo.

Nombres propios

Si la película es trágica, no lo es menos la historia de su director. Hu Bo se suicidó con 29 años tras acabar el montaje de su ópera prima. Sufría una severa depresión ocasionada por las disputas con sus productores, que le exigieron que "An Elephant Sitting Still" no debía durar más de 2 horas. Y a todo esto te preguntarás que malditas ganas te van a quedar de ver esta nota de suicidio filmada, cuyo ritmo aletargado y su extensa duración, además, suponen un reto mayúsculo para los párpados. Pero es que Hu Bo nos ha legado algo que podríamos llamar "poética de la autodestrucción". Un estilo sustentado en largos planos secuencia en los que parece que el operador de steady-cam filma, alicaído y pidiendo perdón por existir, las interioridades de unos personajes cuya alma está dibujada en el deprimente entorno que les rodea, la trastienda de una China vigoréxica, fea y gris.

Te gustará si te gusta

  • Cineastas deprimidos rodando películas, como Lars Von Trier en "Anticristo".
  • El dispositivo formal de "El hijo de Saúl": paseos en plano subjetivísimo por existencias condenadas.
  • El mal cuerpo que se te quedó tras ver "Requiem por un sueño", de Darren Aronofsky, aunque sin necesidad de que te griten desde la pantalla.
  • "The Turin Horse", de Bela Tarr.
  • Abstraerte de tus problemas contemplando el dolor ajeno.

En un tuit

Trailer

Año de producción 2018 Duración 234m País de producción China Géneros Cine Asiático, Cine de Autor, Drama