Buscador Qué Veo En

Burning Bush

El invierno de Moscú

Ver en:

Ver en HBO

74
Escrito por Javier Acevedo
el 26 de julio del 2020

De qué va

En 1969, Jan Palach se prende fuego y se convierte en una funesta antorcha humana que ilumina con sus gritos de dolor las grises calles de Praga, imbuyendo aún más pavor en el rostro de unos ciudadanos derrotados. Un año antes, la Unión Soviética había extendido su dominio al país y, pese a la Primavera de Praga, el invierno moscovita instauró su guante de hierro. El acto de Palach inspira a colectivos de estudiantes decididos a dar la cara mientras su hermano consuela a su madre y acude a una abogada para acusar al Comité del Partido Comunista Checo, mientras un policía que lleva la investigación muestra sus recelos. El título de la serie puede hacer referencia a la zarza ardiente que Moisés vio y a través de la cual Dios le habló advirtiéndole que pisaba tierra santa mientras Moisés se tapaba los ojos para no ver el rostro divino. Las antorchas humanas, amasijos de cuerpos cuya piel cae como ramas sí quieren ser vistas por una sociedad a la que se le exigió no mirar el rostro marmóreo de una divinidad que vino para instaurar su propia visión retorcida de una tierra santa.

Nombres propios

Agnieszka Holland ha demostrado su talento a ambos lados del charco. En USA ha dirigido episodios de “The Wire”, “Treme” o “Mad Men” y en Europa se ha encargado de reflejar la memoria estética de los grandes conflictos continentales con “Europa, Europa” o “Amarga cosecha”. En "Burning Bush" ahonda en la amnesia que cae sobre el recuerdo del Comunismo con una miniserie cuyo mayor logro es saber captar el decaimiento del espíritu de una nación a partir del uso del archivo y la reconstrucción verista, en un drama de época que bulle en planos cortos y arquitecturas asfixiantes. En una secuencia del primer capítulo, durante una reunión, un joven se levanta asustado porque un insecto le ronda. Un hombre lo recoge y guarda en una caja de cerillas sonriendo. De algún modo, el espíritu kafkiano checo(slovaco), representado por el Gregor Samsa de “La metamorfosis”, se ha convertido en un elemento extraño que debe ser aislado en una cajita. Así se anula el sentir de un país.

Te gustará si te gusta

  • El tono de documental político sucio y asfixiante de Costa-Gavras en “La confesión”.
  • Descubrir el cine del este que satirizó el régimen comunista: “La oreja”, de Karel Kachyňa; o “La broma”, de Jaromil Jireš.
  • Obras sobre momentos que dieron sentido a la protesta de los jóvenes: “Los amantes habituales”, de Phillipe Garrel; “Salvador (Puig Antich)”, de Manuel Huerga; o “Después de mayo”, de Olivier Assayas.

En un tuit

Trailer

Año de producción 2013 Duración 236m País de producción República Checa Géneros Drama, Historia