Buscador Qué Veo En

Dreamland

Artrosis en el gatillo

Ver en:

Ver en Filmin

68
Escrito por Javier Acevedo
el 17 de octubre del 2020

De qué va

Puede ser en Luxemburgo, puede ser en cualquier ciudad de Europa Central atravesada por cierta fiebre pop vampírica. Un asesino a sueldo decidido a retirarse la lía en su último encargo matando a dos jóvenes y su jefe. Un tal Hércules, sacado de un ropero rumano heteroconfuso, aprovecha para inmiscuirle en una turbia red de tráfico de menores. Su siguiente encargo es cortar el dedo a un trompetista yonki que pasaba por allí mientras indaga en la red pedófila y descubre que un vampiro quiere trajinarse a una menor y una marquesa prepara un bodorrio digno de tener el banquete en el Bar España. Este asesino reumático parece que no quiere jubilar su conciencia.

Nombres propios

Hace unos años, Bruce McDonald dio un golpe en la mesa del fantástico con “Frecuencia Macabra”, un estimable film de terror en el que formaba un estupendo tándem con el gran Stephen McHattie. Los dos intentan repetir éxito con este rarísimo film que vampiriza el thriller de asesinos y mezcla influencias difusas, en una suerte de joiner (de collage fotográfico) sacado de una pesadilla hemofílica del artista pop David Hockney. McHattie desborda carisma interpretando a dos personajes mientras el siempre perturbador Tómas Lemarquis da vida a un vampiro versallesco salido de una rave con La Veneno. Una críptica película que deshidrata géneros y es poco más que el cadáver de alguna idea con sentido.

Te gustará si te gusta

  • James Franco dirigiendo a Tommy Wiseau en un remake de “John Wick”.
  • Sorprendente e involuntariamente, la película más próxima a “Holy Motors” de los últimos años.
  • Otras deconstrucciones vacías de género como “Too Late”, de Dennis Hauck.

En un tuit

Trailer

Año de producción 2019 Duración 92m País de producción Canadá, Luxemburgo, Bélgica Géneros Fantástico, Terror