|
Buscador Qué Veo En
|

El discípulo

Gorgoritos gregorianos

Ver en:

Ver en Netflix

61
Escrito por David Polo
el 11 de mayo del 2021

De qué va

El joven Sharad Nerulkar escucha con admiración a su maestro musical Guruji, especializado en los cantos melódicos 'ragas'. Esos cánticos con poca variación armónica y una cadencia de repetición que podría durar minutos (incluso horas), representan el cenit rítmico que Sharad querría alcanzar, pese a no haberlo logrado hasta el momento. Quizás ese sea el motivo que le ha empujado a adentrarse en el mundo de la escolarización, impartiendo clases de música para ciudadanos sin demasiadas ganas por nada. Mientras Sharad intenta reeducar a esas mentes llenas de notas sordas y vacuas, su empeño por conseguir el nivel adecuado que le permita entonar con destreza esas ragas tan hieráticas entrará en conflicto con las lecciones de una maestra gurú (a la que escucha a través de unos auriculares de camino al trabajo) que insiste en que la música occidental y complaciente debe desaparecer de por vida.

Nombres propios

El cineasta Chaitanya Tamhane estrenó su segundo largometraje en la Biennale de la 77ª Mostra de Venecia, llevándose los galardones de mejor guión y el FIPRESCI de la crítica internacional. Sin embargo, Tamhane es consciente del trabajo que presenta, una película que no parece un film: duro para el oído, difícil para la vista, desafiante para el cuerpo. De la mano de Aditya Morak, el joven Sharad, la cinta va en consonancia con su recepción: habla de la destrucción definitiva de la occidentalización musical, de como las tradiciones polifónicas deberían prevalecer por delante de las exigencias populares, de cómo la música debería ser únicamente eso, música. El aguante del espectador frente a una película tan fatigosa y terca, será proporcional a la cantidad de ragas (íntegras y sin cortes, cada una de unos 5-6 minutos de duración) que la mente de quien las escuche sea capaz de almacenar.

Te gustará si te gusta

  • El cine de Bollywood, sus armonías y su cadencia fílmica. 
  • Otra cinta vinculada en cierta manera a la música, e igual de inclemente que esta: "El arpa birmana" de Kon Ichikawa. 
  • Cámara fija, música sonando, paciencia en caída libre: "El arca rusa" de Aleksandr Sokurov.

En un tuit

Trailer

Año de producción 2021 Duración 128m País de producción India Géneros Cine Asiático, Cine de Autor, Drama