Buscador Qué Veo En

Estocolmo, Estación Central

Suecia, una casa de putas

Ver en:

Ver en Filmin

73
Escrito por Gerard Cassadó
el 02 de septiembre del 2020

De qué va

Según la RAE, la expresión "casa de putas" vale tanto para designar un prostíbulo como un lugar extremadamente desordenado. Cuando uno piensa en Suecia, con sus limpias calles y sus estanterías Kallax bien colocadas, el desorden no es algo que le venga a la mente. Pero esta serie nos demuestra que debajo de la alfombra hay mucha mierda mal barrida allí. Un país que exporta muebles baratos para importar prostitutas de lujo, en el que los que deberían ser buenos son malísimos, y los malos demuestran tener buen corazón, en el cual la gente olvida pistas clave en los lugares más desafortunados (¡ay, esos truquitos de guion!)... es de todo menos un país en armonía. A Estocolmo llega Diana, una camarera rumana engañada por su novio (en realidad proxeneta) y obligada a bajarse las bragas nada más pisar la Europa social-demócrata. En Estocolmo también vive Ewert Grens, un policía que lo acaba de perder todo. Y Jochum Lang, el delincuente que se lo ha hecho perder todo. Las vidas de todos ellos, y de un montón más de personajes, va a girar alrededor de un prostíbulo, una comisaría, un hospital en llamas y una taquilla en la Estación Central de la capital, la que da nombre al título original ("Roslund & Hellström: Box 21") de esta resultona y entretenidísima ficción.

Nombres propios

Roslund/Hellström es el nombre editorial que designa a la pareja de escritores formada por los suecos Anders Roslund y Börge Hellström (este último fallecido en 2017), con un gran volumen de best-sellers a sus espaldas, en Escandinavia y más allá, después de que Stieg Larsson abriera de par en par las puertas del planeta a la literatura negra nórdica. Joel Kinnaman y Rosamund Pike protagonizaron en 2019 la primera adaptación de una de sus novelas al cine, "The Informer", y esta serie es la primera basada en sus novelas. Múltiples subtramas, giros de guion que te dejan boquiabierto (ojo a la última escena de la serie), personajes al límite y la policía llegando tarde o, lo que es peor, llegando mal, son algunos de los ingredientes de un pasatiempo gourmet dirigido por Mani Maserrat-Agah y al que presta su icónica cabeza rapada la actriz Ioana Ilinca Neacsu, una absoluta desconocida hasta ahora. La serie es como una etapa del Tour de Francia: los primeros tres episodios son un ascenso a un puerto de montaña mítico, a ritmo de escapada en solitario. Al llegar a la cima estarás excitado de tanta adrenalina. Los tres episodios finales se corren en pelotón... hasta llegar al sprint final de infarto.

Te gustará si te gusta

  • Las series originales de Viaplay, el servicio de streaming escandinavo que ha exportado producciones originales como "Cara a cara" o "Partisan".
  • La excelente e infravalorada "Call Girl", de Mikael Marcimain.
  • Heroínas icónicas de cabeza rapada, como la Imperator Furiosa de "Mad Max: Furia en la carretera" o la Demi Moore de "La teniente O'Neil".
  • Giros argumentales en el último suspiro que redimensionan una serie. Recuerda la escena post-créditos de "Heridas abiertas".
  • Ficciones partidas en dos. Recuerda "Psicosis", de Hitchcock.

En un tuit

Trailer

Año de producción 2020 Duración 45m País de producción Suecia Géneros Thriller