Buscador Qué Veo En

Historias lamentables

Dios aprieta pero no ahoga

Ver en:

Ver en Amazon Prime

63
Escrito por Gerard Cassadó
el 20 de noviembre del 2020

De qué va

En una España que parece sacada de un anuncio de Campofrío, diversos personajes viven experiencias más estresantes y tensas que una cena de Navidad en casa de Isabel Pantoja. Ayoub, por ejemplo, un inmigrante africano que intenta ganarse la vida como jardinero, se las va a ver con una adicta al Lexatin que odia a los hombres y que le ha tomado como cabeza de turco. Bermejo, un hombre recto y rígido, un Rompetechos de esos que piensan que con Franco había más orden y se vivía mejor, sólo quería llegar a la playa bien temprano para pillar sitio antes que "los chinos", pero en su día se va a cruzar un antiguo compañero de internado que le va a llevar por el camino de la amargura. Luego está Alipio, que ha gestionado la empresa familiar que le legó su padre más o menos como Luis Bárcenas gestionaba la tesorería del PP, y ahora va a tener que rendir cuentas a sus hermanas. Y finalmente (aunque su historia es la primera -y la más floja-), tenemos a Ramón, que le montá un fiestón a su padre, un empresario hecho a sí mismo que ha construído un imperio de los transportes, el día de su jubilación. El señor, por cierto, vende caras las sonrisas y los reconocimientos a su hijo. Personajes desgraciados en situaciones desesperadas de creciente sadismo que corroboran el estoicismo de los españoles para aguantar carros y carretas.

Nombres propios

A lo tonto a lo tonto, y labrando un terreno, el de la comedia, poco fértil para el reconocimiento, Javier Fesser (hermano de una de las mitades de Gomaespuma) tiene en su estantería seis Goyas y una nominación a los Oscar, y es uno de los directores con un sello más singular de nuestro cine. Su mayor éxito, curiosamente, llegó con su película más floja y más alejada de su universo ("Campeones"). "El milagro de P. Tinto" es su obra cánon, mientras que sus adaptaciones de Mortadelo y Filemón o la herética "Camino" son deliciosas joyas patrias. Aquí le tenemos a medio camino entre su esencia más pura y las concesiones comerciales de "Campeones". Tenemos, a ratos, mala baba, situaciones delirantes y esos personajes de fisonomías peculiares (Chani Martín, Bárbara Grandío o Pol López) tan característicos de su cine. También tenemos la irregularidad propia de todas las películas de historias independientes y cierta necesidad de agradar y dejar buen sabor de boca en el espectador, algo que de por sí no es censurable, pero sí le aleja del Fesser que más nos interesa. Con todo, un paso adelante respecto a "Campeones", aunque uno se lamenta de lo bien que le hubiese ido este estreno a las salas de cine en este momento.

Te gustará si te gusta

  • "¡Jo, que noche!", de Martin Scorsese.
  • Comedias de historias cruzadas con mala intención: "7 raons per fugir" o "Minutes".
  • Esos actores de caracterización hiperbólica que Fesser parece sacar de un tebeo: en "Historias lamentables" echamos de menos a Mariano Venancio, Paco Sagarzazu, Janfri Topera o Emilio Gavira, pero hay nuevos fichajes interesantes.
  • La comedia que no es elevada, ni social, ni dramática, solo un mecanismo para la risa.

En un tuit

"

Trailer

Año de producción 2020 Duración 129m País de producción España Géneros Cine Español, Comedia