|
Buscador Qué Veo En
|

Mank

Ciudadano Hearst

Ver en:

Ver en Netflix

73
Escrito por Javier Acevedo
el 04 de diciembre del 2020

De qué va

INT. CASA DEL DESIERTO DE MOJAVE – DÍA
Un hombre yace tumbado en la cama. Las manos tiemblan de la abstinencia, el cuerpo embriagado de sudor. El guionista y crítico Herman Mankiewicz dicta con voz que relame palabras etílicas las últimas palabras del guion de “Ciudadano Kane”. En el fondo, el baúl repleto de whiskey como premio. Herman tiene visiones donde pide a Orson Welles figurar en los créditos. Es un Quijote gordo y cojo cansado de soñar por Hollywood.
INT. CASTILLO HEARST – NOCHE (FLASHBACK)
Era el mejor de los tiempos y el peor de los tiempos; la edad del entretenimiento y también de la manipulación; la época de los sueños y de las grandes depresiones. William Hearst congrega a las cabezas directivas de las grandes majors de Hollywood y a las actrices que momifican sus afectos. Hearst financia el material con el que la MGM y tantas otras fabrican sueños. Ahora el objetivo no es solo dominar el recuerdo de la audiencia, también escribir su memoria. El objetivo: impedir que el “comunista” Upton Sinclair gane las elecciones de California.
EXT. PORCHE EN EL DESIERTO DE MOJAVE – DÍA
Herman Mankiewicz ha firmado una obra maestra. Su “Ciudadano Kane” es la sátira sucida del gran Magnate Hearst. Tras pelear con Orson Welles y que este grite con solemnidad luterana y ego shakesperiano, Mankiewicz se sirve otra copa y mira al desierto. De tanto escribir se ha quedado sin palabras para hablar de si mismo. Sonríe y tose. Los pulmones son un corcho picado. Por fin puede decir que ha escrito algo a lo que puede llamar la magia del cine.

Nombres propios

David Fincher es un perfeccionista que, por fin, ha dirigido una película llena de errores. La causa es su enorme respeto por el guión de su difunto padre, Jack Fincher, que Scorsese nunca llegó a adaptar. Tal es su miedo a saltarse una coma de este biopic de Herman Mankiewicz que muchos confundirán por nostalgia y celebración del viejo cine este embrollo metacinematográfico en forma de uróboro, de lucha eterna de unos pocos idealistas contra el círculo vicioso del capital y los ricos que apuñalaban con billeteras. La última hora de “Mank” es tan magistral que parecen las páginas perdidas de un guión de Mankiewicz. Es ahí donde Fincher ofrece con precisión de cirujano un alucinado tratado de tanatoestética. Restaura la putrefacción de faraones del entretenimiento, diseca sus luchas de poder y embalsama con una puesta en escena rizomática a sus personajes atrapándolos en las costuras de la representación. “Mank” es el requiem por esos cadáveres productores de sueños que captura su megalomanía en la gran película de América que siempre quisieron producir.

Te gustará si te gusta

  • “Curtiz”, otro biopic que viene a hablar del cine dentro del cine.
  • Si “Érase una vez en Hollywood” era un panegírico dulce de Tarantino por una antigua forma de hacer cine, esto es un obituario sumamente cruel por el viejo cine.
  • “El crepúsculo de los dioses”, “Eva al desnudo” y, sobre todo, “El último magnate”: crónicas del Hollywood de pesadilla.

En un tuit

Trailer

Año de producción 2020 Duración 132m País de producción Estados Unidos Géneros Biopic, Cine de Autor, Drama