Buscador Qué Veo En

Nobel

Soldadito de plomo

Ver en:

Ver en Filmin

78
Escrito por Gerard Cassadó
el 12 de enero del 2021

De qué va

Obama nos recuerda que a Hitler no se le hubiese parado con manifestaciones con claveles y cirios en el suelo. Justo después conocemos a Erling Riiser, un militar noruego al que no le tiembla el pulso si debe dispararle en la cabeza a un niño a punto de inmolarse en un mercado de Kabul. Ni él ni sus compañeros de pelotón tienen muy claro qué hacen en Afganistán si Noruega es un país pacífico al que no se le ha perdido nada en Oriente Medio. Hasta que un integrista musulmán con cara de pocos amigos decide reprender en público y con violencia a la esposa que compró y se tumba la primera ficha de un dominó internacional en el que hay manzanas y petróleo, talibanes y chinos, un padre adicto a la heroína y una esposa infiel, dos piernas que saltan por los aires, un traidor y hasta un Nobel de la Paz. El aleteo de una mosca provoca un huracán en la otra punta del mundo, decían. Y en Kabul, el huracán está a punto de arrasar con todo.

Nombres propios

Per-Olav Sørensen, peso pesado de la televisión nórdica con títulos como "Operación Telemark" y "Arenas movedizas" en su currículum, firmó en 2016 una de las grandes series europeas de la década. Una de esas que pueblan las listas de críticos adictos al emule y que nunca veríamos en España si no fuese por Filmin. Con su cámara inquieta, en constante reencuadre, Sorensen no filma escenas de acción sino conversaciones junto a una mesa que ponen los pelos de punta y que demuestran que detrás de los bombardeos hay diplomáticos con traje que venderían a su abuela a los talibanes por dos bidones de aceite. "Nobel" puede parecer una serie compleja por todos los elementos que introduce en la partida (aunque sale realmente bien parada en su afán expositivo) pero es que nadie dijo que fuese fácil explicar cómo funciona el mundo y por qué Kim Jong-un tiene uno de sus dedos grasientos sobre un botón rojo mientras con la otra mano saluda sonriendo a Donald Trump. La guerra es una farsa con la que se presiona al oponente en una mesa de negociación, y de ello los menos culpables son los militares, marionetas kamikazes alienadas en adiestramientos salvajes. Quizás el respeto que "Nobel" muestra hacia sus protagonistas sea el mayor mensaje antibelicista que hayamos visto en televisión.

Te gustará si te gusta

  • Una versión mucho menos confusa de "Syriana", de Stephen Gaghan.
  • Retratos asépticos de la "cultura de la guerra": "En tierra hostil".
  • Entender un poco la hipocresía funambulista de la política internacional.

En un tuit

Trailer

Año de producción 2016 Duración 45m País de producción Noruega Géneros Cine Europeo, Drama, Thriller