|
Buscador Qué Veo En
|

Queen & Slim

You don't own me

Ver en:

Ver en Amazon Prime

78
Escrito por Javier Acevedo
el 24 de diciembre del 2020

De qué va

A Slim le mola un poco bastante Queen porque es la clase de tía que con un gesto de cabeza te enseña lo tonto que eres y con una mirada te lee toda la Carta Magna. Slim se tira el pisto en un dinner donde los posavasos son cupones de comida, el único Black Lives Matter que le importa a la camarera es el negro de la tostada so pena de ser despedida para ser aún más compost social y todos tienen más calle que un afilador. Al llevar a Queen de vuelta a casa un policía para el coche de Slim y esto ya te lo sabes: un negro de noche es el blanco perfecto para un chapero con porra. Lo que pasa es que el abuso policial acaba con Slim asesinando al agente de la ley y con ambos emprendiendo una huida narrada a ritmo de playlist y resonancias mitológicas.

Nombres propios

Una road movie política que se carga a un policía para proponer un catártico viaje racial a los orígenes de los derechos civiles. Mientras todo el periodismo cultural o, concretamente, los incels de Variety e Indiewire pedían “la película” contra la era Trump y se mojaban con Ryan Murphy haciendo Stories, llega Melina Matsoukas y echa combustible al conformismo de agenda demócrata. Su película, lejos de poner el foco en el opresor (a este o se le mata o se le planta cara, no se le llora), aprovecha los moldes del género de fugitivos para narrar el encuentro entre dos almas que se cierran heridas entre ellos, se descubren y se follan. Matsoukas había dirigido videoclips y “Lemonade” (el gran especial de HBO sobre Beyoncé), pero aquí junta a Daniel Kaluuya (“Déjame Salir”) y la portentosa Jodie Turner-Smith para ahondar en una inflada, exacerbada y onírica mitología underground afroamericana que es tan propia como intransferible.

Te gustará si te gusta

  • El cine afroamericano que busca su identidad porque no necesita al Otro: “Hijo nativo”, de Rashid Johnson.
  • Comprobar que pese a que Matsoukas aún no tiene el aplomo lírico de Barry Jenkins (“El blues de Beale Street”) ni el dominio maestro de los géneros de Steve McQueen (“Viudas”), está en el buen camino.
  • Llevar el mito a tu terreno: “Orfeo Negro”, de Marcel Camus narrado a ritmo de “Lemonade”, de Beyoncé.
  • Reivindicación capturada en tono de sesión fotográfica: la calórica “Rize”, de David LaChapelle, la contundente “I am not your negro” o el drama social clásico como puente de “The Fits”, de Anna Rose Holmer.

En un tuit

Trailer

Año de producción 2019 Duración 132m País de producción Estados Unidos Géneros Drama