Buscador Qué Veo En

Redemptio

Esclavo del Dios Neón

Ver en:

Ver en Amazon Prime

60
Escrito por Javier Acevedo
el 14 de noviembre del 2020

De qué va

De nada en particular. Es un poco observar la metafísica de un gato de la suerte moviéndose bajo la luz del neón. Por intentarlo: Clay es una suerte de mandado de Atena obligado a llevar una mercancía a cambio de dejar de ser un esclavo condenado a errar por un Londres epiléptico el resto de su vida. Algunos dioses acomodados a Gucci intentan sobrevivir porque un demonio y su séquito quieren mamar también del capitalismo como filtro inmortal de Instagram. Clay, una suerte de sicario que muda de cuerpo, está en medio de esta disputa eterna y solo quiere morirse.

Nombres propios

El debut de Carlos Boellinger huele a proyecto de graduación en escuela de cine firmado por un adepto del cine de Nicolas Winding Refn y, concretamente, del minimalismo homérico y neokitsch de “Solo Dios perdona”. El cineasta venezolano, con más ilusión que oficio, firma una suerte de adaptación decadente de la Teogonía sacada del mal viaje de un primerizo chupando MDMA. Hay vericuetos narrativos, coreografías sacadas de un plugin de fábrica de After Effects y, en general, la clase de flipadas que encantarán a los fieles de la religión del neón y el postmodernismo fotocopiado. Una lección de que el relato hace mucho que dejó de importar si sabes usar fluorescentes.

Te gustará si te gusta

  • La obra de Nicolas Winding Refn.
  • La patáfora involuntaria del cine hongkonés, es decir, una versión repipi de “The Killer”, de John Woo.
  • Las narrativas resonantes de Neil Gaiman y, en concreto, “American Gods”.

En un tuit

Trailer

Año de producción 2020 Duración 90m País de producción Reino Unido Géneros Cine Europeo, Thriller