|
Buscador Qué Veo En
|

Un gran reportaje

Sense and Sensacionalismo

Ver en:

Ver en Filmin

Ver en Amazon Prime

80
Escrito por Mariona Borrull
el 13 de enero del 2021

De qué va

Hildy Johnson vive encadenado al trabajo de su vida: el periodismo de actualidad. Tiene talento, carisma y se desenvuelve mejor en la sala de prensa que en el salón de su casa. Hasta que un día, de sopetón, conoce una chica, se enamora y decide dejar la tinta impresa atrás para empezar una nueva vida en Nueva York. Pésimas noticias para el director de su periódico, la “hiena” Walter Burns, que no piensa perder a su mejor empleado justo antes de la ejecución de Earl Williams, uno de los eventos mediáticos más esperados del año. Y Burns no será más humanitario que cualquiera de los cínicos periodistas aposentados en la sala de prensa del Palacio de Justicia de Chicago, esperando. Son unas auténticas desgracias de ser humano, ellos mismos lo saben, pero se les coge cariño: por ello, Johnson se acercará a la sala para despedirse antes de coger el tren con su novia a Nueva York. Justo a tiempo… Para enterarse de que Earl Williams ha escapado y que “la hiena” Burns se encuentra de camino al juzgado. Ni las maquinaciones del director del periódico ni un descubrimiento excitante pondrán las cosas fáciles a Johnson para coger el tren hacia su nueva vida.

Nombres propios

A primera vista, la película de Lewis Milestone puede parecernos otro de esos primeros talkies, cintas en los inicios del sonoro que basaban toda su fuerza expresiva y narrativa en el intercambio rapidísimo de diálogos entre bustos parlantes. “Un gran reportaje” no es solo eso, que también: nos encontramos delante de un testimonio privilegiado de un conflicto vivísimo entre la expresividad visual exacerbada venida del mudo y los guiones aceleradísimos de la comedia screwball que reinaría en los años 30. Película-bisagra entre tendencias de importancia capital, “Un gran reportaje” se mantiene aún hoy día como una apuesta audiovisual potente (la masculinidad híper tóxica de los reporteros, el conflicto entre vida privada y profesional, el sensacionalismo como corazón del mal de la prensa...).
A destacar queda que su rodaje fue el marco de invención del rotoambulador, un complejo sistema de gruas y dollies que más tarde sería usado por Howard Hawks para filmar los combates aéreos de sus títulos de aventuras. Lewis Milestone, director, ganaría su primer Óscar con “Hermanos de armas” (1927), en la primera gala de la Academia y el segundo, por la antibélica “Sin novedad en el frente” (1930), solo un par de años más tarde: esa sería su época dorada, quedando “Un gran reportaje” (1931) también nominada a Mejor Película. Pero Milestone no dejó de trabajar hasta prácticamente su muerte, con títulos tan icónicos como “Rebelión a bordo” (1962), con Marlon Brando y Trevor Howard, bajo su nombre. A Adolphe Menjou (Walter Burns) lo tendréis visto como el general George Broulard en “Senderos de Gloria”, de Stanley Kubrick; y a Pat O’Brien (Hildy Johnson) lo conoceréis por protagonizar, junto con James Cagney, el clásico “Ángeles con caras sucias” (Michael Curtiz, 1938).

Te gustará si te gusta

  • Comparar entre versiones de un mismo texto: ver lo bien que luce la de Milestone al lado de la de Wilder, a la que los años han pasado ya factura, es un auténtico goce.
  • Los entresijos del periodismo, pero con mala leche: menos “Spotlight” y más “El escándalo”.
  • Las comedias de enredo clásicas, respetando distancias con la “Luna nueva” de Hawks.

En un tuit

Este año cumple 90, pero "Un gran reportaje", película de periodistas macho alpha, carroña para portadas y escrúpulos en excedencia, se siente más actual que nunca. Incluso ha envejecido mejor que "Primera plana" de Billy Wilder, basada en la misma obra de teatro.

Trailer

Año de producción 1931 Duración 101m País de producción Estados Unidos Géneros Comedia, Drama, QueVeoClassics