|
Buscador Qué Veo En
|

Vitals: Una historia humana

Una de héroes

Ver en:

Ver en HBO

83
Escrito por Gerard Cassadó
el 08 de febrero del 2021

De qué va

La macrohistoria la conocemos tan bien que hasta nos aburre. En marzo de 2020, la pandemia mundial de Coronavirus desbordó el sistema sanitario español, obligando a la población a un estricto confinamiento domiciliario, origen de una serie de hábitos y conductas que cambiarían nuestra vida para siempre. Quien tenga la fortuna de tener a un médico, enfermera o auxiliar en casa, habrá escuchado también cientos de microhistorias, las protagonizadas por esos seres humanos ocultos tras cifras catastróficas que cada día leemos con mayor frialdad. "Vitals: Una historia humana" se sumerge en uno de esos hospitales públicos, el Parc Taulí de Sabadell, que en las peores semanas de la pandemia vio pasar cientos de bolsas de cadáveres y algún que otro milagro. Lo hace para mostrarnos en toda su crudeza qué le hace el Coronavirus a una persona sana, para enseñarnos cómo vivió el entorno de un sanitario aquellas semanas demoledoras, pero sobre todo para alzar a esos profesionales de bata blanca que cuidaron de los nuestros como si fuesen los suyos, se dejaron el alma en cada paciente y arriesgaron sus vidas sin equipos de protección adecuados. Muchos de ellos la perdieron.

Nombres propios

Fèlix Colomer es ese director que en "Shootball" puso a un pederasta de rodillas frente a la cámara pidiendo perdón. Digamos que la mesura no estaría entre sus virtudes. Quizás por ello sorprende la robustez emocional, ajena a la sensiblería, de "Vitals". A pesar de una banda sonora en exceso subrayadora, y de la amenaza inicial de que el conjunto adopte el tono de una canción de Stay Homas, la serie encuentra su estabilidad en la fórmula de las historias conectadas, tan propia de algunos docurealities televisivos, gracias a la autenticidad y calidad humana de sus personajes. De hecho, si algo convierte "Vitals" en un crowd pleaser, pese a que en apariencia podíamos estar ante la serie más cruda y jodida del año, es el humanismo conmovedor que transmiten las relaciones entre los pacientes y sus cuidadores, el modo en que los unos se reconocen en los otros y la férrea unión con la que combaten a la muerte. Por el camino, gracias a la curiosidad del que está en aquel lugar que las televisiones no quisieron mostrarnos, Colomer ofrece imágenes de punzante elocuencia: ese cadáver en una bolsa sobre una camilla en una habitación vacía, mientras en los pasillos los sanitarios aplauden a dos pacientes que acaban de ser dados de alta (el contraplano que no nos enseñaron); o el momento mágico en que un hombre reconoce, al agarrar su mano, a la enfermera que cuidó de él durante un mes en la UCI.

Te gustará si te gusta

  • "2020", de Hernán Zin: El otro documental español sobre la pandemia en los hospitales.
  • "Centro Médico", "Emergències" y otras docuficciones sanitarias.
  • Pensar en lo absurdas e innecesarias que fueron todas esas ficciones de confinamiento rodadas durante la pandemia comparadas con lo que estuvo haciendo Fèlix Colomer esos días.
  • Reivindicar una y otra vez hasta que se te caiga la lengua nuestra sanidad pública.

En un tuit

Trailer

Año de producción 2021 Duración 55m País de producción España Géneros Cine Español